a

 
3 4 2 5
   

HABLEMOS DE CROACIA

by / 0 Comments / 3 View / agosto 16, 2018

Por Luz Elena Cruz V.

Aunque no ganaron la Copa Mundial de la FIFA, los croatas se llevaron el respeto y cariño de todo el público. Croacia resurgió en el mundo del futbol y se puso en la mente del viajero curioso que se empezó a preguntar: “¿Qué hay en Croacia?”.
Para ser sinceros, los europeos ya habían descubierto las virtudes de Croacia, entre las que se cuentan sus playas bañadas por el mar Adriático (el que comparte con Italia), ciudades medievales y sitios Patrimonio de la Humanidad. Además, es un país que respeta el medio ambiente y está desarrollando un turismo sostenible (puntos que causan mucho interés), sin olvidar que tiene historia, mucha historia para contar.

Para hacer un rápido recuento de lo que ha sido Croacia, debemos decir que es de origen eslavo y que civilizaciones como los celtas, romanos, ilirios y hasta los mismos griegos, pasaron por estas tierras dejando su huella por algunas ciudades.

Croacia estuvo ligada a lo que fue el imperio Austrio-Húngaro y posteriormente a Yugoslavia, hasta que tras un conflicto armado en la década de los 90, se declara como nación independiente.

QUIERO IR A…
Con todo este antecedente se imaginarán que hay mucho por descubrir, así que les encantarán tres ciudades importantes empezando por Zagreb, la capital. Aunque es la ciudad más poblada del país y no ha escapado a la modernidad, aún conserva calles, casas y plazas de encanto medieval. Tiene edificios monumentales que nos recuerdan a la ciudad de Viena, grandes museos como el Hrvatslo Narodno Kazaliste, y aunque parezca un tanto glotón, no hay que perderse la delicia de sus pasteles acompañados de un café en algunos establecimientos de las calles peatonales de Gajeva y Bogovióeva ulica.

Ni el tiempo, ni las guerras le han quitado su belleza y elegancia a Dubrovnik. La magia que despliega atrae a miles de visitantes que quieren disfrutar de sus playas, su casco antiguo que es uno de los sitios Patrimonio de la Humanidad del país, así como sus murallas y sobre todo de esa atmósfera aristócrata que emana esta pequeña ciudad que ha sido tan golpeada por la guerra.

Si bien te sientes atrapado por Dubrovnik, no pierdas la oportunidad de conocer Split o Dalmacia-Split y las islas de Brac, Hvar, Solta y Vis a las que puedes llegar fácilmente por ferry. En esta ciudad se siente claramente la presencia del Imperio Romano al ver el palacio de Diocleciano, del siglo IV d.C. y que también es monumento protegido por la UNESCO. Otros lugares para visitar son las iglesias de SV Nikola y Gospa od Zvonika y algunos museos con obras del artista croata, Ivan Mestrovic.

Las ciudades son fascinantes pero su naturaleza también, así que más vale que reserves algunos días para sorprenderte con sus paisajes ya que tiene ocho parques nacionales y once parques naturales. Obviamente es casi obligado hacer senderismo, buceo o simplemente navegar por sus islas.

A Croacia se le puede descubrir de muchas formas, todo depende de la manera que quieras vivirlo y las ganas de conocer un poco más de este gran mundo que habitamos.

Your Commment