a

2 3 4 5

LA CIUDAD COLONIAL DE COLIMA

by / 0 Comments / 2 View / diciembre 16, 2017

No se le puede negar el título de ciudad colonial; el centro de la capital colimense da la bienvenida en el Jardín Libertad, con sus cuatro fuentes y quiosco, rodeada de andadores cubiertos por frondosos árboles que refrescan a los paseantes del clima cálido del que goza la mayor parte del año. Es ya una tradición que por las tardes se presente en este sitio la Banda Musical de Colima.

Son variados los atractivos que este destino ofrece, entre ellos podemos mencionar la Catedral de Colima, de estilo neoclásico y cantera rosa. De fachada sencilla en la que destaca la gran cúpula del centro y el campanario con arcos de medio punto. En el interior predomina la decoración con tallas de madera realizadas por Manuel Cedeño y Andrés González. Mención aparte merece el púlpito, obra de Othón Bustos. Lo que mucha gente no sabe es que fue designada como Basílica Menor por el Papa Juan Pablo II en 1988, por ser la primera consagrada a la Virgen de Guadalupe en América Latina.

Fue necesario demoler una cárcel para que se construyera el Palacio de Gobierno entre los años 1877 y 1906, obra del maestro Lucio Uribe. Su fachada de estilo neoclásico con algunas reminicencias de estilo francés, ostenta un reloj traído de Alemania que data de 1841. Vale la pena destinar tiempo para visitar el interior y admirar los murales que pintó el colimense Jorge Chávez Carrillo, en honor a Don Miguel Hidalgo y Costilla.

Otro sitio obligado para conocer es el Teatro Hidalgo, ubicado en el predio donde estuvo la casa que habitó Don Miguel Hidalgo y Costilla en 1792. El teatro tiene una historia interesante llena de altibajos; un tiempo fue foro de las principales compañías teatrales no sólo del país, también eran compañías europeas que presentaban zarzuelas; desafortunadamente el recinto estuvo casi abandonado por años, y sólo se presentaban ocasionalmente peleas de gallos, box y lucha libre, hasta que fue rescatado gracias a gestiones que hizo la Secretaría de Desarrollo Urbano y la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima. Hoy en día lo podemos admirar en toda la plenitud de su belleza.

Colima es para disfrutarse, tomarse un café en el Andador Constitución y visitar las tiendas de artesanías, comprar cocadas y probar el agua de tuba. No olvidarse de conocer la biblioteca de la Casa de la Cultura y recorrer las salas del Museo Regional de Historia para maravillarse con la historia de la ciudad y de las culturas de occidente.

La paz y calidez de la ciudad invita a regresar de nuevo, pero si visita el Parque la Piedra Lisa y se desliza por el monolito volcánico, podrá asegurar que siempre estará enamorado de Colima.

Your Commment