a

 
3 4 2< 5
   

LA SIEMPRE ETERNA Y FASCINANTE ROMA

by / 0 Comments / 0 View / junio 16, 2018

La seducción que emana Roma no ha pasado desapercibida por nadie; historiadores, directores de cine, artistas, arquitectos y todo aquel turista apasionado por el conocimiento y la investigación, que imagina cómo se desarrollaba la vida en los tiempos de los Césares a través de estas tres grandes obras.

MONTE PALATINO
Una buena forma de empezar es el Monte Palatino, conocido como la cuna de Roma. Aquí se pueden ver asentamientos antiquísimos de cabañas, en una de las cuales se cree que habitó Rómulo. También se dice que en esta zona se encontraba la cueva de la loba Lupercal, donde amamantó a los gemelos fundadores Rómulo y Remo.

Lo más interesante es ver los restos de las edificaciones que construyeron para la alta sociedad, la que pertenecía a la élite de los Césares. Podemos mencionar los Jardines Farnesianos, la Casa de Augusto y la Casa de Livia su mujer; la Domus Flavia, Domus Augustea, el Palacio Imperial, el Templo de Apolo, el Templo de Apolo Palatino, la Domus Severiana y el Hipódromo de Domiciano. Por supuesto no hay que perderse la espectacular vista que desde aquí se tiene al Foro Romano.
FORO ROMANO
Las decisiones que forjaron el destino que formó a Roma, se tomaron precisamente aquí, en el Foro Romano. Era el centro político, religioso y comercial de la ciudad, con grandes edificios que se debieron a César, Augusto y a Tiberio que se empeñaron en embellecerlo. Aunque desafortunadamente queda poco de ello, todavía se pueden ver restos de basílicas, templos, columnas y arcos triunfales que nos hacen imaginar los hechos pasados.

Imprescindibles de localizar son los dos Arcos de Triunfo, especialmente el de Tito; el Templo de los Dioscuros con sus columnas corintias, las Basílicas de Majencio, Julia y Emilia, la Curia Romana, el Templo de Julio César y la tribuna de oradores o Rostra.

EL COLISEO
Nunca falta la postal del Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo para identificar a Roma; probablemente es la edificación que más historias y leyendas ha generado. El emperador Tito lo inauguró en el año 80 con festejos que duraron 100 días, en los que se cuenta que perdieron la vida cerca de 2000 gladiadores y 9000 fieras.

El Coliseo consta de cuatro pisos que albergaban más o menos a cincuenta mil espectadores y un techo de lona que servía para protegerlos del sol.

El piso de la arena estaba formado por tablas de madera y cubierto precisamente de arena; debajo estaban los subterráneos donde se guardaba todo lo necesario para los espectáculos, incluidas las jaulas de las fieras que las subían por medio de un sistema de poleas.
En cada extremo había una puerta, por una entraban los gladiadores que desfilaban delante del emperador y por la otra salían los gladiadores y fieras que habían perdido la vida.

Nunca se ha sabido quien fue el arquitecto que diseñó esta obra majestuosa, un lugar dedicado a la diversión del pueblo para mantenerlo alejado de las revueltas. Actualmente es una de las siete maravillas del mundo moderno y la UNESCO lo eligió como patrimonio de la humanidad no sólo por su construcción, también por el aporte a la civilización occidental del Imperio Romano.

Mil historias más se pueden contar del Coliseo, que por cierto se llama así por la “colosal” estatua de Nerón que se encuentra muy cerca de una de las entradas.

La historia sigue su curso y de seguro habrá mucho más de Roma, siempre eterna.

Your Commment