a

2 3 4 5

MAZATLÁN, AY MI MAZATLÁN

by / 0 Comments / 2 View / abril 12, 2018

(Fragmento de la canción de Gabriel Ruiz)

Un puerto con sabor norteño inigualable, kilómetros de playa y gente de carácter alegre y acento pegajoso que invitan a regresar una y mil veces más.

Los ojos del mundo estarán puestos en este bello puerto mexicano al ser sede del Tianguis Turístico 2018 en este mes de abril. Miles de visitantes podrán vivir y sentir la calidez de la gente sinaloense y comprobar lo grande que es México.

Además de los atractivos propios de playa, Mazatlán tiene la peculiaridad de un valioso centro histórico con acabados neoclásicos y de barroco francés que lo hacen único, y por si fuera poco es dueño de uno de los malecones más largos del mundo.

A lo largo de éste se puede apreciar la evolución del puerto, ya que es la vía que une a la parte histórica con la modernidad del actual Mazatlán, pasando por una serie de esculturas que tienen un significado especial para los mazatlecos, sobre todo aquellos en los que sobresale la mujer.

LA MUJER DELFÍN
Una obra de Rodrigo Becerra Rodríguez ubicada en la Carpa Olvera, en el Paseo Lomas Altas. El nombre de la plaza viene del señor Antonio Olvera, quien abrió en este lugar un restaurante en el año 1914 donde concurrían artistas famosos. Cuando cerró y fue demolido el restaurante, pusieron en su lugar esta escultura.

LA MUJER MAZATLECA
No podía faltar un homenaje a la mujer mazatleca. Su creador es el escultor Gabriel Ruiz Galindo, quien también compuso las canciones Mazatlán y Noches de Mazatlán. La escultura la podemos ver al centro de una explanada en la glorieta Rodolfo Sánchez Taboada; resalta el piso tapizado de placas de mármol con los nombres de personalidades sinaloenses.

LA SIRENITA Y EL AMOR
Los mazatlecos también la llaman la Reina de los Mares, porque cuentan que según la leyenda, los pescadores pasan cerca de esta escultura antes de partir al mar para asegurar el éxito en sus jornadas.

La obra parece que emerge del mar, ya que se encuentra sobre las rocas frente a la glorieta Sánchez Toabada, pertenece al artista Jiménez Corona. La escultura de bronce consta de una sirena de mirada dulce, acompañada por un Cupido que apunta con una de sus flechas a los paseantes que no pueden resistirse a contemplarla.

El recorrido por el malecón y sus esculturas, les permitirá conocer un poco más de la cultura mazatleca y la cotidianidad de sus días. La lista incluye a El Escudo (muestra los escudos de Mazatlán y de Sinaloa), El Venadito, la Continuidad de la Vida, Los Monos Bichis, La Pulmonía, La Familia, Los Lobos Marinos, La Gaviota y Cervecería El Pacífico.

Your Commment