a

 
3 4 2 5
   

Posada de Dallas Fort Worth International Airport.

by / 0 Comments / 7 View / diciembre 16, 2017

El pasado 30 de noviembre tuvimos el honor de ser invitados a la posada de fin de año de Dallas Fort Worth International Airport (DFW) en el jardín de la Hacienda de los Morales. Al más puro estilo mexicano, DFW dio la bienvenida a representantes de aerolíneas, agencias, medios y amigos, con juegos típicos mexicanos, esquites, piñatas, baile y la clásica taquiza.

Lillián Toro, Gerente de Cuenta y Ventas Internacionales de DFW, presidió la ceremonia donde presentó los logros del aeropuerto que durante este año los ha posicionado como el líder en Estados Unidos y uno de los mejores en el mundo.

Refrendaron su aprecio por el público mexicano y aseguraron que su relación con México está por encima del ambiente político actual de su gobierno. “Nosotros creemos en hacer puentes, no muros” dijo Milton de la Paz, Vicepresidente de Relaciones con Aerolíneas.

A pesar de que reconocen orgullosamente los grandes avances que han logrado hasta ahora, como la creación e implementación del sistema de control automático de pasaportes (passport kiosk), acceso a Wi-fi gratuito, etc., aún hay muchos retos para DFW. La seguridad sigue siendo el tema central del aeropuerto, sin embargo la eficiencia y la experiencia de aduanas es clave para un aeropuerto que sirve de conexión para dos tercios de sus visitantes en promedio.

Después de presentar unos videos llamativos acerca de la cultura de las ciudades donde orgullosamente residen, Dallas y Fort Worth, mostraron su compromiso para con sus colaboradores rifando una serie de viajes entre todos los presentes.

El resto de la noche fue todo lo que una posada mexicana debe ser: risas, gritos de “¡lotería!”, pasos de baile y diversión rompiendo la piñata, en la que participó John Ackerman, Vicepresidente Ejecutivo de Estrategia Global y Desarrollo. “Es la segunda posada a la que asisto. La segunda de muchas más, espero. Me gusta mucho la ciudad de México” dijo.

Más que otra posada de cierre de año, la fiesta de DFW fue una oportunidad de conocer a un grupo de personas alegres, comprometidas con el progreso en equipo y dispuestas a trabajar en conjunto con México.

Your Commment