a
3 4 2 5

¡VIVA MÉXICO CON SABOR POBLANO!

by / 0 Comments / 1 View / septiembre 15, 2018

Por Luz Elena Cruz Velasco

Nadie pone en duda la riqueza gastronómica de Puebla, un sello distintivo para los poblanos y un orgullo para todo México. La gastronomía poblana es arte y cultura; sabor e historia que inició durante el virreinato con la mezcla de ingredientes prehispánicos y de Europa, con influencia de la cocina española, francesa y hasta árabe.

El ingenio de las monjas del convento de Santa Rosa y la mezcla de ingredientes dieron como resultado platillos como el mole poblano, una sabía combinación de chiles y semillas, tales como pepitas, cacahuates, almendras y ajonjolí. Además del mole poblano, no podemos dejar de mencionar algunas variantes como el mole negro, verde y el pipián.

Otro platillo muy acorde con estas fechas son los chiles en nogada, preparado por primera vez por las monjas agustinas del convento de Santa Mónica. Se dice que se hizo en honor de Agustín de Iturbide por el día de su santo (el 28 de agosto) a finales de la guerra de Independencia. Las monjas querían un platillo que tuviera los colores de la bandera de México y a la vez usar las frutas de la temporada. Por esa razón vemos el verde del chile, el blanco de la nogada y el rojo de la granada.

Aunque esos platillos son los más conocidos, es imposible resistirse a las típicas cemitas rellenas de diferentes tipos de carne como milanesa, carne al pastor o bistec, acompañadas con cilandro, aguacate, quesillo y cebolla, sin faltar el pápalo. Qué decir de las chalupas, hechas con pequeñas tortillas de maíz doradas, carne de cerdo deshebrada, queso fresco de cabra y bañadas con salsa verde y roja.
El mole de caderas es un platillo representativo de Tehuacán Puebla, elaborado con carne de chivo y cuya preparación encierra practicamente todo un ritual. Para tomar en cuenta es que la temporada inicia a mediados de octubre.

Los panes son otra delicia en Puebla. Basta probar el pan de Zacatlán de las Manzanas, hecho con queso o requesón en la masa y para un dulce sabor de boca el camote poblano también ideado en las cocinas conventuales, así como las tortitas de Santa Clara, las Yemitas y ciruelas rellenas.

Qué mejor forma de festejar otro aniversario de la Independencia de México, que disfrutar platillos de la gastronomía poblana, reconocida inicialmente como “Patrimonio cultural intangible de la entidad”, título que se consolidó cuando la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Your Commment